"Martes once la primera resistencia", historias y testimonios de una jornada histórica

La otra cara de la resistencia

El viernes 4 de octubre será presentado el libro "Martes once, la primera resistencia", de Ignacio Vidaurrázaga Martínez editado por LOM. Se trata de una investigación periodística acerca de las personas que resistieron el golpe de Estado de 1973 desde los primeros momentos en que se evidenció el levantamiento militar. Los integrantes del GAP, guardia personal del Presidente Salvador Allende, la escolta de la Policía de Investigaciones, los periodistas que hicieron posible la transmisión de los cinco mensajes de despedida del mandatario figuran entre aquellos personajes cuyos nombres han caído en el olvido.

La presentación del libro de Vidaurrázaga será en la Biblioteca de Santiago (Matucana 151), a las 19.30 horas y estará a cargo de la periodista Faride Zerán, el ex presidente de la Federación de Trabajadores del Cobre y actual candidato a diputado Cristián Cuevas y el también candidato Giorgio Jackson, líder del Movimiento de Revolución Democrática.

Historias

Leonardo Cáceres era el jefe de prensa de Radio Magallanes y el día del golpe él y su mujer Gabriela Meza, también periodista y subdirectora de la revista femenina Paloma,  partieron en citroneta desde su casa en Tomás Moro al centro para presentarse en sus lugares de trabajo. Leonardo estaba en la radio cuando recibieron la llamada de emergencia del Presidente Salvador Allende desde La Moneda para que lo pusieran al aire con lo que serían sus últimas palabras. Con el teléfono en una oreja y voceando para que el control pusiera una cinta de grabación le pidió al compañero Presidente que contara hasta tres para empezara a grabar. Su vida, la de su mujer y sus hijos  cambió entonces dramáticamente. Amenazado de muerte tuvo que huir de Chile y comenzó entonces la vida en el exilio.

Ignacio Vidaurrázaga, el autor de “Martes once”, tenía 18 años y cursaba el 4° medio en el Liceo de Aplicación. Como su hermano, Gastón (asesinado por la dictadura) militaba en el Frente de Estudiantes Revolucionarios (FER) el ala estudiantil del Movimiento de Izquierda Revolucionaria. El día del golpe estaba junto a otros estudiantes y obreros en una fábrica cercana del río Mapocho esperando instrucciones, al igual que otros militantes convencidos de que la rebelión popular podría hacer frente al ejército y a las Fuerzas Armadas golpistas. 40 años después del Golpe publica el libro que demandó más de una cincuentena de entrevistas.

“Creo que uno escribe por muy distintos motivos. En mi caso, he buscado responder preguntas que he ido acumulando en el transcurso de décadas. Me he colocado en el lugar de los jóvenes de 18 años, de 25, de 30…y hasta de más de 40…que no vivieron el Golpe del 73. Y por eso, este es un libro que no supone conocimientos previos sobre ese tiempo, más allá de algunos muy esenciales” señala. “Asumir esa opción, ha significado muchas notas y procurar que el relato esté acompañado con infografías, recortes de prensa, etc. Y que lo dominante sean las múltiples voces y las fuentes cruzadas, y que uno desde el rol de autor logre mimetizarme, y casi agazapado conduzca y oriente el fluir del relato”.