En el Museo Nacional de Bellas Artes fue presentado el miércoles 25 de septiembre el libro “Luciérnagas” del fotógrafo Luis Prieto Balmaceda
 Colección Mal de ojo de LOM

“Luciérnagas”, el libro que recoge las fotos de Luis Prieto

 

·         En el Museo Nacional de Bellas Artes fue presentado el miércoles 25 de septiembre el libro “Luciérnagas” del fotógrafo Luis Prieto Balmaceda, proyecto desarrollado por el académico Gonzalo Leiva. Según este, Prieto realiza un registro poético de personajes desconocidos y tierras de olvido acometiendo  “lo que parece una labor de resarcimiento, de desagravio”.

La obra fotográfica de Luis Prieto es un secreto invisibilizado en el panorama cultural chileno, señala en la presentación del libro el académico e investigador del Instituto de Estética de la Pontificia Universidad Católica, quien desarrolló este proyecto con apoyo de Fondart, del Consejo Nacional de la Cultura.

En palabras de Leiva: “Con su lente fotográfico se sumerge  en intrincados circuitos adyacentes al centro y los barrios de la capital, donde palpita una vida gris. Con sofisticado esmero, el artista circula silenciosamente recogiendo instantáneas en estas tierras de olvidos. (…) La sensibilidad de este creador operó con la sutileza de la luciérnaga, poetizando la realidad con su débil resplandor. Su corpus visual va desplegando lúcidas miradas sobre rincones de olvido, iluminando viejos arcanos, escenarios de anónimos naufragios, lugares desdeñados en un Santiago histórico y suburbano”.

Nieto del destacado escritor Jenaro Prieto, lo que dejó una impronta, tras un breve paso por la Academia de Bellas Artes el fotógrafo Prieto viajó Nueva York atraído por el revuelo del movimiento Pop Art. Regresó a Santiago en 1968 y en 1971 hizo su primera exposición individual en el Museo de Bellas Artes. Al respecto Leiva escribió: “La fauna a la que el joven artista quería otorgar certificado de existencia no había entrado todavía en la cultura oficial chilena. Travestis, pordioseros, niños pobres y gitanos ingresan con la exposición de 1971 al imaginario fotográfico nacional y se quedan para siempre, aunque sus pequeñas vidas grises no volverían a estar tan lejos de la estridencia como cuando las iluminó la Hasselblad 6x6 de Luis Prieto”.

El fotógrafo nacido en 1944 fue  uno de los fundadores de la Asociación de Fotógrafos Independientes AFI,  participando en una exposición colectiva de la agrupación en 1985. Diez años después murió dejando el testimonio de su vulnerabilidad en un poema :

“Ten compasión Dios de los miembros de Luis Fernando Prieto

Corta ese cordón que me une a un lugar desconocido.

No soy un superhombre.

Quítame este miedo”