Cambiar moneda
Tema - Derecho - Derechos Humanos - Estudios de género
ISBN:
978-956-00-1049-0
Nº de páginas:
124
Formato:
30 x 21 cm
Peso:
0,480
Colección:
Derechos humanos
Año de publicación:  
2018
precio normal: $19.000 CLP
en linea: $17.500 CLP
Agregar al carro
Miguel Lawner La vida a pesar de todo - 2° edición
Este álbum de dibujos de Miguel Lawner muestra la represión durante los primeros años de la dictadura a través de imágenes de los campos de concentración de la isla Dawson, Ritoque y Tres Álamos y de los recintos de detención y tortura de la Academia de Guerra Aérea (AGA) y Villa Grimaldi. Muchos de los dibujos fueron publicados en Dinamarca en 1976 bajo el título de Dos años en los campos de concentración de Chile, con textos en danés, castellano e inglés. Los originales fueron mostrados en exposiciones que causaron impacto en diversas ciudades europeas. Algunos se convirtieron en tarjetas solidarias e ilustraciones de libros y revistas.
En su mayor parte, los dibujos fueron realizados, por así decirlo, en el lugar de los hechos. Los que muestran torturas, otros aspectos especialmente dolorosos de la represión o planos de instalaciones –como Río Chico y Villa Grimaldi– fueron dibujados después según apuntes o recuerdos. Los dibujos sobre las torturas en Villa Grimaldi ilustran relatos hechos al autor por prisioneros que las sufrieron.
Transcurridos más de cuarenta años del golpe militar y del cautiverio de un grupo de ministros, dirigentes, parlamentarios y funcionarios del gobierno del presidente Salvador Allende, la publicación es un testimonio irrefutable de la magnitud de los crímenes cometidos durante la dictadura. Las fuerzas armadas continúan en deuda con nuestro pueblo. Salvo excepciones, ninguno de quienes han recibido condenas ha contribuido a aclarar el destino de los mil compatriotas que continúan desaparecidos. Más aún, ahora ya sabemos que fue quemada, por instrucción superior,  toda la documentación en poder del Ejército, información fundamental para esclarecer delitos tan graves.
Estos dibujos llenan un vacío de nuestra memoria social.